Cómo Crear Afirmaciones Positivas Efectivas

En todos los años que llevo apasionada por el desarrollo personal y la espiritualidad, uno de mis mayores aliados han sido las afirmaciones positivas. Estas frases de auto-sugestión son una potente herramienta para reprogramar tu mente y crear una nueva realidad para ti. Pueden literalmente cambiar tu vida.

¿Qué son las afirmaciones positivas?

Las afirmaciones positivas son frases que nos decimos a nosotros mismos con la finalidad de empoderarnos hacia la actitud o sentimiento deseados, a la vez que nos alejan de pensamientos negativos. Son frases de auto-sugestión que condicionan nuestra mente y nos hacen creer aquello que estamos diciendo. Si te paras a pensarlo, siempre estás haciendo afirmaciones. Cuando dices «No puedo más», «Esto es demasiado para mí», «No valgo para esto»… Cualquier frase que te dices es una afirmación, si bien, como en estos casos, muchas veces son afirmaciones de todo menos positivas. Estás constantemente hablándote a ti misma, pero ¿en qué términos?

Las afirmaciones positivas buscan activamente forzarte a decirte a ti misma todo aquello que SÍ quieres en tu vida. Mediante la repetición y la interiorización de las mismas, empiezas a CREER aquello que te dices, y empiezas a actuar en consecuencia. El poder de cómo te hablas es tan importante, que la forma en la que te diriges a ti misma debe de ser una prioridad si quieres conseguir una vida plena y feliz.

afirmaciones-positivas-efectivas

¿Por qué las afirmaciones positivas tienen tanto poder?

LO QUE CREES, CREAS. Si entiendes esta frase, entenderás el poder que las afirmaciones positivas pueden tener sobre ti. Estas frases de auto-sugestión están diseñadas para engañar a tu cerebro, de modo que empiece a creer lo que tú quieres que crea, y seas tú, y no él, quien esté al mando de tu estado emocional.

Bien utilizadas, las afirmaciones positivas nos permiten alejar pensamientos negativos e incluso destruir creencias limitantes. Su potencial es infinito. Sólo tienes que escoger qué deseas, y elaborar tus afirmaciones positivas en consonancia.

Lo que crees, creas.

Las afirmaciones positivas destruyen creencias limitantes

La función de las afirmaciones positivas es empoderarte para crear la realidad que deseas, a la vez que destruyen las creencias limitantes que llevas arrastrando desde hace años, pues son exactamente su opuesto. Así, para elaborar tus afirmaciones positivas, puede serte de ayuda pensar antes qué creencias limitantes tienes.

La forma más sencilla de desenmascararlas es haciendo una lista de las que consideres tus cualidades negativas, ya sea porque tú mismo o otros te lo han hecho creer: todo aquello de lo que tú no te sientes suficientemente capaz, o bueno, o merecedor. A continuación, escribe afirmaciones positivas opuestas a esos pensamientos negativos. Fíjate si cuando has escrito esa cualidad negativa, alguna parte de tu cuerpo ha reaccionado. ¿Has notado tensión en el estómago o un nudo en la garganta? Ancla tu afirmación positiva en ese lugar de tu cuerpo y, cuando la repitas, hazlo con la palma de tu mano descansando sobre esa parte.

¿Cómo crear afirmaciones positivas efectivas?

Para que funcionen, las afirmaciones positivas deben tener cinco características básicas. Deben…

  1. Ser personales. Tienen que hablar desde el YO, es decir, sobre mi mismo. Las afirmaciones positivas que empiezan por YO SOY son muy potentes.
  2. Estar en tiempo presente. No se conjuga en futuro, sino en presente. YO YA SOY, no seré.
  3. Ser positivas. No funcionan las afirmaciones que se hacen empleando la negación, por ejemplo: No me da miedo hablar en público. Debemos encontrar sustitutos en positivo para este tipo de afirmaciones. En este caso, podríamos decir: Yo soy una gran oradora.
  4. Ser visuales. Tienes que poder visualizar lo que estás afirmando. Yo soy amor está bien siempre que seas capaz de visualizarte emanando amor. Las afirmaciones sin visualización pierden casi toda su efectividad.
  5. Ser emocionales. Debes poder sentir la emoción de tu afirmación siendo una realidad. Siente el amor corriendo por tus venas, supurando por todos los poros de tu piel, firme en tu aura.

Si tienes un amigo de confianza, te irá muy bien hablarle de tus afirmaciones positivas y pedirle que te las repita, con determinación y convicción. De esta forma, estas salen no solo desde tu interior, sino que te llegan también como estímulo externo, al igual que te han llegado antes las que ahora son tus creencias limitantes. Nos guste o no, el impacto de lo que nos dicen los demás, o de lo que nosotros decimos a los otros, es muy fuerte. Si las palabras llenas de amor hacen que las plantas florezcan y las palabras cargadas de odio hacen que se marchiten, imagínate lo que pueden hacer con las personas.

Si no te sientes cómodo compartiendo tus afirmaciones positivas con un amigo, también será efectivo repetirlas ante el espejo. Tu reflejo puede servirte de reafirmación exterior. Esta forma de realizar las afirmaciones es muy potente, y más si las pronuncias en voz alta y mirándote a los ojos.

¿Cuándo es el mejor momento para hacer las afirmaciones positivas?

Idealmente, las afirmaciones positivas tienen que hacerse nada más despertarse por la mañana, o antes de ir a dormir. Siempre es buen momento para hacerlas, pero estos dos momentos son los más propicios porque son momentos de inicio que programan tu mente para lo que viene a continuación.

Es fácil entender porqué la mañana es un momento de inicio, empiezas el día y la energía de tus afirmaciones positivas podrá acompañarte durante todo el día. En cuanto a la noche, no debemos tomarlo como un final (del día) sino como el inicio de nuestro rato de regeneración, cuando la mente descansa y el subconsciente se activa. Puesto que las afirmaciones positivas van dirigidas al subconsciente, decir tus afirmaciones antes de ir a dormir es una gran idea. Lo que hacemos justo antes de ir a la cama tiene una gran influencia sobre cómo será nuestro descanso esa noche. Por este motivo yo siempre recomiendo no estar en contacto con pantallas una hora antes de ir a dormir. Es preferible dedicar ese rato a relajarte con alguna manualidad (a mí por ejemplo me encanta tejer) leer, meditar o hacer tus afirmaciones positivas.

Repite cada afirmación positiva un mínimo de cinco minutos, sintiéndola y visualizándola. Yo recomiendo trabajar con un máximo de dos afirmaciones positivas, hasta que notes que empiezan a calar y puedas ir incorporando otras.

Afirmaciones positivas de Louise Hay

Es dificil hablar de afirmaciones positivas sin que Louise Hay te venga a la cabeza. Fue la abanderada de las afirmaciones positivas, conocía su inmenso poder e hizo de su misión hacer llegar este conocimiento a los demás. Escribió muchos libros de autoayuda, en los que podemos encontrar afirmaciones tan potentes como estas:

  • Soy una persona capaz y puedo hacer frente a cualquier cosa.
  • Poseo la fuerza para permanecer en calma ante cualquier situación.
  • Me siento a gusto con todas las personas que conozco. Todas mis relaciones son sanas y alentadoras.
  • Yo soy próspero, fluye en mi una corriente inagotable de riqueza.
  • Cada célula de mi cuerpo está llena de energía y salud.
  • Me merezco lo mejor y lo acepto, ahora mismo.
  • Todo está bien en mi mundo.
  • Me entusiasma la vida. Todo en mí es energía y optimismo.
  • Cada día es una nueva oportunidad. Elijo hacer de este un gran día.
  • Soy digna y merecedora de amar y ser amada.
  • Mi potencial es ilimitado
  • Sé que el proceso de la vida me traerá el supremo bien
  • Me amo tal y como soy, ya no aspiro a ser perfecta para amarme.
  • Todos los cambios que tengo ante mí en la vida son positivos.

Si quieres profundizar más en el poder de las afirmaciones de la mano de Louise Hay, aunque te recomendaría todos sus libros, te sugiero que empieces por estos dos: Usted puede sanar su vida y Tu Felicidad Empieza Ahora

Cuando te permites lo que mereces, atraes lo que necesitas.

Para acabar, me gustaría que entendieras que cuando te permites lo que mereces, atraes lo que necesitas. Permítete ser merecedora de toda la abundancia que está disponible para ti. Tan sólo tienes que abrirle la puerta al bienestar, y parar el autosabotaje, ese complot sutil de la mente para evitar que tus sueños se cumplan. Sé tú quién controla tus pensamientos y, en consecuencia, la realidad que creas, y no al revés. Un mundo de prosperidad te espera si consigues romper esta barrera mientras te dices y te crees todas las cosas bonitas que mereces.

Hola, soy Xenia
Descubre mis guías mensuales de desarrollo personal

Escrito por Xenia Olivia

j

mayo 5, 2020

2 Comentarios

  1. Zovi

    Me encantó el artículo 😍. Me lo aplicaré. Gracias.

    Responder
    • Xenia Olivia

      Me alegro mucho Zovi! Gracias :))

      Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. No me encuentro bien: la somatización de las emociones en el cuerpo - […] vez más, cómo ya hice en el artículo de afirmaciones positivas, me veo en la obligación de hablar de…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *